Displaying items by tag: remedios naturales

Wednesday, 27 May 2020 22:56

Lucha contra el resfriado de forma natural

Es la enfermedad infecciosa más común en invierno. Y aunque apenas podemos hacer nada para prevenirla, hay formas de aliviar los síntomas. Te contamos nueve.


El resfriado, más que ninguna otra dolencia, es la enfermedad que más veces sufrirás a lo largo de tu vida. Pero salvo los analgésicos, no hay ningún medicamento realmente efectivo para defenderse de los más de 200 tipos de virus que lo producen.

Precisamente por eso, los remedios naturales son la mejor forma de aliviar las molestias de esta dolencia benigna pero recurrente.

Para aliviar el dolor de garganta y la tos

  • Lo mejor son las infusiones de tomillo, pues esta planta tiene un poderoso antiséptico capaz de combatir los gérmenes. Para prepararla, hierve en un litro de agua dos cucharadas de tomillo con un limón exprimido y su cáscara durante 5 minutos. Cuélala y añade una cucharada de miel antes de tomártela. 

  • Las infusiones de jengibre tienen propiedades antihistamínicas y descongestionantes. Pela y lamina el jengibre y añádelo al agua hirviendo. Déjalo cocer 10 minutos a fuego lento, cuélalo y añade una pizca de miel.

  • Las gárgaras con agua caliente y sal o con dos cucharadas de vinagre de manzana en medio vaso de agua templada también son eficaces. Sus propiedades antisépticas mejoran los síntomas.

Para acabar con la congestión nasal

  • Si se te ha taponado por completo la nariz, realiza un tratamiento de vapor. Coloca agua en una olla y algunas hojas de eucalipto y espera que hierva y suelte su aroma. Luego apaga el fuego y, con mucha precaución, acércate a la olla y respira sus vapores cubierta con una toalla.

  • También las puedes despejar si mezclas un poco de sal con agua tibia, colocas unas gotitas de esta solución en cada fosa nasal y te suenas la nariz con suavidad.

Para fortalecer las defensas bajas

  • Varios estudios han revelado que el caldo de pollo es una excelente manera de mantenerse hidratado a la vez que aporta vitaminas y minerales muy necesarios durante el resfriado.

  • Los ajos crudos son un potente antiséptico natural y fortalecen el sistema inmune frente a los resfriados.

  • El té de equinácea estimula las células del sistema inmunitario que combaten las infecciones, lo que mantiene alejados los resfriados.

Para poner fin a un ligero malestar

  • La leche caliente con miel es una aliada frente al malestar, pero solo es recomendable cuando no hay mucosidad o flema, pues la leche aumenta su producción.

Cómo distinguir el resfriado de la gripe

Ambas dolencias están producidas por virus (Virus Influenza en el caso de la gripe, y Rinovirus y Coronavirus en el caso del resfriado), pero sabrás que se trata de un catarro común si no hay fiebre alta, ni dolores musculares, pero sí dolor de cabeza, tos productiva y estornudos con secreción nasal acuosa los primeros días. En la gripe los síntomas se presentan de forma súbita y en el catarro de manera paulatina y tarda menos días en curarse. Si tienes más de 38ºC de fiebre ve al centro de salud. 

Cuidado si...

Vigila si tus remedios caseros incluyen plantas. La mayoría son seguros, pero algunos causan efectos secundarios o interactúan con los medicamentos, así que consulta con tu médico antes de utilizar hierbas y suplementos.

Comer ajo crudo fortalece el sistema inmune y mantiene lejos los resfriados.

Published in Remedios naturales
Wednesday, 27 May 2020 22:53

Corta la Diarrea de forma natural y sana

Nadie se libra de padecerla en alguna ocasión, pero si actúas a tiempo no dejará de ser una molestia pasajera. Con estos remedios naturales es bien sencillo ponerle freno.


Decimos que tenemos diarrea cuando notamos una mayor frecuencia, fluidez y volumen en las deposiciones. Este trastorno incómodo y desagradable –que se confunde con la colitis– viene, en ocasiones, acompañado de dolor abdominal, náuseas y vómitos. Cuando no tiene otras complicaciones, suele ser de corta duración –no más de dos días– y se llama aguda. Si dura varias semanas se trata, entonces, de una diarrea crónica y puede estar relacionada con el síndrome de colon irritable o la enfermedad de Crohn.

La diarrea puede tener distintas causas. En la mayoría de los casos se produce por una intoxicación alimentaria, pero no es raro que la padezcan los niños a causa de infecciones víricas o también , a cualquier edad, como consecuencia de la toma de antibióticos. En la despensa de casa tenemos opciones para preparar remedios muy efectivos para tratarla.

  • Bebe agua y sueros. Lo más importante es rehidratarse. Por eso, beber agua debe ser tu prioridad. Si quieres preparar suero casero solo tienes que añadirle al agua una cucharada pequeña de bicarbonato, el zumo de medio de limón y un pellizco de sal. Es tan efectivo que en muchos casos corta la diarrea en cuestión de horas.

  • Toma tés y tisanas. El té de cáscara de naranja, el de jengibre y la manzanilla alivian los calambres y el dolor abdominal que acompañan a la diarrea.

  • Hierve arroz. Para nutrir el cuerpo durante esos días apuesta por el arroz integral o el blanco hervido, por su alto contenido en almidón y vitamina B. Te ayudará a controlar la cantidad de líquido que pierdes al tiempo que restaura la flora intestinal, lo que favorece la curación. Además, puedes tomar el agua de la cocción, que se utiliza desde hace siglos para detener la diarrea, ya que asienta el vientre, ayuda a la hidratación y es rica en vitaminas y minerales.

  • Añade verduras y carnes. Otros alimentos adecuados son las zanahorias y las patatas hervidas y trituradas en forma de puré. Para añadir proteínas a la dieta, ingiere pescados blancos hervidos o carne de pollo o pavo a la plancha. Si quieres tomar fruta, decántate por el plátano o la manzana asada por su efecto astringente.

Alimentos "prohibidos"

Cuando el intestino está inflamado hay que evitar, en la medida de los posible, los alimentos que empeoren el malestar, como las bebidas con cafeína –café y cola–, los alimentos ricos en grasa –fritos, snacks, embutidos–, los que contienen una buena cantidad de fibra –como las frutas cítricas o los cereales integrales– y todo tipo de dulces. 

Ten cuidado...

La deshidratación causada por la diarrea puede ser especialmente grave si la sufren los niños, las personas mayores o aquellas con sistemas inmunodeprimidos.

La diarrea crónica puede estar relacionada con el síndrome del colon irritable o el Crohn.

Published in Remedios naturales

Con esta humilde planta leguminosa se alimenta desde hace siglos al ganado, especialmente a los rumiantes, y también es una especie muy apreciada por los agricultores, que la siembran en los terrenos en barbecho porque actúa como fertilizante natural.

Propiedades beneficiosas

Pero no le faltan tampoco propiedades realmente beneficiosas para el ser humano, entre las que destacan las siguientes:

  • Para el sistema digestivo: Su riqueza en enzimas facilita la digestión, ayuda a digerir mejor las grasas y previene los gases. También es una aliada contra úlceras y gastritis. Por su alto contenido en fibra, facilita el tránsito intestinal.

  • Para la coagulación sanguínea: Contiene cumarina, un compuesto antiagregante que ayuda a prevenir los trombos en las arterias. Y también aporta vitamina K, que ayuda a prevenir las hemorragias o los hematomas.

  • Para los problemas hormonales: Sus isoflavonas ayudan al control de trastornos como los desajustes menstruales y los propios de la menopausia.

  • Para la retención de líquidos: Varios de sus nutrientes contribuyen juntos a aliviar la hinchazón de los tejidos.

  • Para el colesterol alto: Al tener mucha fibra, reduce la absorción del colesterol de los alimentos.

  • Para los huesos y dientes: Aporta importantes cantidades de calcio y también de vitamina D, que ayuda a fijar ese calcio a los huesos. Por tanto, es una buena ayuda para prevenir la osteoporosis.

  • Para el reuma y la artritis: Tiene componentes que combaten las inflamaciones, beneficiosos para las personas que padecen enfermedades reumáticas.

  • Para los catarros: Las altas dosis de vitamina C que aporta puede ayudar a combatir algunos síntomas de los resfriados y gripes.

  • Para las infecciones urinarias: Sus compuestos antiinflamatorios y diuréticos también son beneficiosos para combatir la cistitis y otras dolencias del aparato urinario.

  • Para la anemia ferropénica: Es una planta excepcionalmente rica en hierro. 


Las personas afectadas de enfermedades reumáticas pueden hacer una infusión con las semillas (esta vez sin germinar) para mejorar sus dolencias.

¿Cómo se toma?

  • Los brotes de alfalfa se pueden tomar crudos, aliñados en ensalada.

  • Se puede adquirir la planta seca, para hacer infusiones.

  • También la encontrarás en cápsulas de extracto pulverizado.

Cultiva brotes de alfalfa en casa

  1. Compra un sobre de semillas de alfalfa.

  2. Viértelas en un frasco grande de cristal. Añade agua del grifo (un volumen tres veces superior al volumen de semillas).

  3. Deja reposar el tarro en un lugar oscuro y cálido durante la noche.

  4. Por la mañana, tira el agua y enjuaga las semillas. Vuelve a añadir la misma cantidad de agua.

  5. Repite la operación varios días seguidos, hasta que las semillas germinen y los brotes alcancen unos tres centímetros. Coloca el frasco en un lugar iluminado durante el día para que las hojas se pongan verdes. Cuando estén listos, ya pueden retirarse del agua y consumirse.
Published in Remedios naturales

En ocasiones, las comidas copiosas en celebraciones o reuniones de trabajo acaban con una digestión pesada. Con estas pautas podrás evitar esos efectos y seguir trabajando o disfrutando del día.

Una buena digestión es la que no notamos. Y cuando no es así, el malestar digestivo puede arruinarnos la tarde. Pero, ¿qué nos provoca una mala digestión? Para empezar, hemos de determinar si nos sucede de forma puntual, tras una copiosa comida, o habitual. En el primero de los casos, la causa más probable de la mala digestión es la ingesta de alimentos pesados y bebidas alcohólicas, carbonatadas o edulcoradas en exceso. Es lo que normalmente llamamos 'atracón', y es más frecuente con la edad. Pero si es algo habitual, tras descartar intolerancias alimentarias, las causas son tan diversas como una situación de estrés, un embarazo o la toma de ciertos medicamentos. Pero las digestiones pesadas se pueden evitar, o a al menos  reducir, siguiendo estas pautas:

  1. Qué comer. Calcula bien la cantidad de comida que ingieres y evita los alimentos demasiado grasos y los que sabes que te sientan mal. Incluye en tu dieta alimentos con alta cantidad de fibra y bebe agua suficiente en la comida para que esta sea más fácil de digerir y mejore el tránsito intestinal. Esto es especialmente recomendable para las embarazadas y las personas mayores, que sufren estreñimiento de forma más habitual. 
  1. Cómo comer. La digestión comienza en la boca. Mastica lentamente los alimentos para que cuando lleguen al estómago este los descomponga más fácilmente. Come despacio y con pausas para dar tiempo al estómago a recibir y digerir con tiempo suficiente. 
  1. Utiliza una ayuda “extra”.

Hierbas y especias. Las puedes tomar en cápsulas o tisanas después de la comida para evitar las digestiones pesadas. Las más frecuentes son hinojo, anís, manzanilla, menta, regaliz, perejil, coriandro, comino, cúrcuma, jengibre, alcachofa, achicoria, aloe vera, cardo mariano y semillas de lino.

Las enzimas digestivas. Aceleran la digestión y evitan la hinchazón estomacal. Se pueden adquirir en farmacias y tiendas de dietética en cápsulas. La papaya y la piña también las contienen.

Carbón activo o carbón vegetal. Absorbe los gases que produce la fermentación o mala digestión de algunos alimentos y estimula el tránsito intestinal, por lo que mejoran el estreñimiento.

Prebióticos y probióticos. Mejoran la digestión porque ayudan a desarrollar la flora intestinal y las enzimas digestivas. Las podemos incluir en forma de cápsulas o en alimentos como el yogur, que favorece el desarrollo de la flora intestinal.

Para evitar la pesadez… APÚNTATE A LAS BUENAS COSTUMBRES

Cuando sabes que vas a tener una comida más copiosa de lo habitual, evita tomarte un desayuno completo. Opta por uno muy ligero en el que incluyas una infusión con un zumo o una pieza de fruta. Después de comer,

es aconsejable descansar un poco, aunque procura no estar completamente estirado mientras estás haciendo la digestión. Luego, practica alguna actividad física moderada, como caminar tranquilamente. Esto te ayudará

a mejorar el tránsito intestinal y a aumentar la velocidad de vaciado del estómago.

Los licores “digestivos”

Las bebidas de alta graduación alcohólica, por encima de los 25º, favorecen la irritación gástrica. Sustitúyelos por vino o cerveza en cantidad moderada, pues ayudan a la digestión.

 

LA DIGESTIÓN COMIENZA EN LA BOCA, ASÍ QUE MASTICA LENTAMENTE.

Published in Remedios naturales

El sedentarismo y los alimentos con mucha sal pueden provocarla. Con un estilo de vida más saludable y esta batería de remedios caseros seguro que la mantendrás a raya.

Nuestro organismo está siempre ajustando sus niveles de líquidos para que estos se mantengan constantes. Pero cuando el cuerpo, por el motivo que sea, es incapaz de eliminar todo el necesario para mantener este equilibrio se produce lo que llamamos retención de líquidos, que además de transformarse en algún kilo extra, provoca hinchazón o inflamación de las partes afectadas. 

Evitar la retención de líquidos es posible, pero primero tienes que averiguar si está causada por factores orgánicos como una inflamación o un trastorno circulatorio, o por tu estilo de vida (sedentarismo, estrés, alimentación). Y después aplicarte con ejercicio, dieta y alguna ayuda extra. 

Ejercicio

Mueve las extremidades. Practica actividades en las que se muevan, sobre todo, las piernas, pues este movimiento ayuda al trabajo a los riñones.

Ejércitate media hora al día. Camina, nada, monta en bici... Cualquier cosa antes que estar parada.

Camina. Si tienes un trabajo sedentario, levántate cada dos horas y anda 10 minutos.

Nada. También es muy bueno ejercitar las piernas bajo el agua.

Eleva los pies. Así estimularás el bombeo de líquidos hacia  los riñones.

Dieta

Bebe dos litros de agua al día. Si lo haces, tu cuerpo eliminará más líquido y residuos a través de la orina.

Evita la sal. El sodio favorece la acumulación de líquidos.

Toma alimentos ricos en fibrapotasio y magnesio. Estos elementos están presentes en las frutas –sobre todo en la piña– y las verduras.

Plantas medicinales

Cola de caballo. Favorece la circulación y es un potente diurético y depurativo, muy eficaz en caso de retención de líquidos y cálculos renales.

Té verde. Diurético y depurativo, ayuda a eliminar toxinas a través de la orina y a controlar la retención de líquidos.

Hinojo. Tomado en forma de infusión, resulta un excelente diurético, además de favorecer la digestión.

Castaño de Indias. Contiene flavonoides que estimulan directamente el riñón y mejoran los síntomas de la retención de líquidos.

Perejil. Gracias a su contenido de apiol, esta hierba funciona como un excelente diurético. 

Los fármacos

Es muy importante que no tomes por tu cuenta diuréticos de farmacia. Este tipo de preparaciones solo deben tomarse bajo prescripción médica, ya que su consumo inadecuado puede provocar un efecto de rebote que acabe desequilibrando la acción de las hormonas. Siempre es mejor optar, en un primer momento, por tratamientos naturales, ya que te ayudará a reforzar las defensas y a que los sistemas del cuerpo se autoequilibren.

Apúntate a estas dos “p”

Consumir tres tazas diarias de té de perejil o una mezcla de esta infusión y un zumo de piña son remedios infalibles para eliminar el exceso de líquidos.

Published in Remedios naturales

Sobre ¡Cuídalo bien!

Consejos y sugerencias de cómo cuidar bien tu tesoro, ese ser, bien material o pertenencia que tanto quieres. Cómo cuidar la salud, como cuidar tu cuerpo, tus muebles, tus electrónicos. Cuídalo bien porque es tuyo y porque vale la pena. Cuídalo bien que es único y no hay repuestos. #CuidaloBien #Cuidalo